En calle albahaca le pedimos un poco más a la vida. Por eso le hemos dado una vuelta más a la clásica tarta de zanahoria. El resultado es una tarta de zanahoria fascinante: dos capas de bizcocho súper jugoso - hecho con zanahorias ecológicas, jengibre fresco, nueces y especias- y cobertura de crema de queso súper esponjosa. Todo ello coronado nuestras nueces caramelizadas de forma tradicional.